Categoría: Sin categoría

Muerte y funeral de Piotr Kropotkin 

La noche del 21 de diciembre de 1919, junto con otros 248 prisioneros políticos, Emma Goldman fue deportada de EEUU. Su destino fue la Rusia bolchevique, país que recorrió durante dos años. Su experiencia, ilusionada al principio, desengañada después, la contó en Mi desilusión en Rusia, un texto que ahora se ha traducido en su integridad por primera vez al castellano. Llegará a las librerías este febrero, editado por El Viejo Topo.

Cuando llegué a Moscú en enero de 1921, me enteré de que Piotr Kropotkin estaba aquejado de neumonía. Inmediatamente, me ofrecí a cuidar de él, pero como ya le estaba asistiendo una enfermera y la dacha de Kropotkin era demasiado pequeña como para dar cobijo a visitas extraordinarias, decidimos que Sasha Kropotkin, quien por entonces se hallaba en Moscú, iría a Dmítrov para comprobar si mi presencia allí era realmente necesaria. Mi idea inicial era viajar a Petrogrado al día siguiente. Estuve esperando la llamada desde el pueblo hasta el mismo momento de mi partida. Al no llegar, supuse que Kropotkin se estaría recuperando. Dos días después, ya en Petrogrado, Rávich me informó de que Kropotkin había empeorado y que me estaban reclamando para que me personara enseguida en Moscú. Me puse en camino de inmediato, pero por desgracia mi tren se retrasó diez horas, así que llegué a Moscú demasiado tarde para hacer la conexión con destino a Dmítrov. No había por entonces trenes matutinos que llevaran al pueblo, así que hasta la tarde del 7 de febrero no pude finalmente ocupar el asiento de un tren rumbo a mi destino. Luego, la locomotora se fue a por combustible y no regresó hasta la una de la madrugada del día siguiente. Cuando por fin llegué a la dacha de Kropotkin, el 8 de febrero, conocí la terrible noticia de que Piotr había fallecido hacía más o menos una hora. Había requerido mi presencia en repetidas ocasiones, pero yo no había estado allí para prestar un último servicio a mi querido maestro y camarada, uno de los espíritus más grandes y nobles del mundo. No se me concedió el don de pasar junto a él sus últimas horas. Ahora al menos, permanecería allí hasta que le condujeran al lugar de su último reposo.

Sigue leyendo “Muerte y funeral de Piotr Kropotkin “

La Pantera Rosa

“La desobediència civil no és el nostre problema. El nostre problema és l’obediència civil. El nostre problema és que la gent obeeix mentre les presons estan plenes i els grans lladres estan lliures. Aquest és el nostre problema”

Howard Zinn

Caldrà pensar -i molt- i posar-hi tota la intel·ligència col·lectiva i tota l’ètica humanista. Aquesta lluita -com totes les lluites democràtiques- serà llarga. I tal com està tot, caldrà desobeir cada dia totes les excepcions i totes les violències. A hores d’ara, el retaule breu de la brutalitat -i això no és tot- és el que és: 1.300 ferits, 140 agressions ultradretanes, 10 presos, 7 exiliats i el procés penal polític més gran des de les acaballes de la dictadura. Quan pretenen jutjar uns quants per condemnar, finalment, dos milions. Malgrat que la sentència que ja redacten -devastació antidemocràtica, degradació autoritària, regressió social- sigui, quan arribi, contra tot el país, fins i tot contra els il·lusos que es pensen que això no té a veure amb ells i no els afecta. Dilema: o es basteix una sortida democràtica o tots ho pagarem ben car. I durant anys. Malgrat que els presos, exiliats, perseguits i atonyinats només els posi l’independentisme.

Sigue leyendo “La Pantera Rosa”

Memoria y convivencia. Una experiencia local a compartir. Sabino Ormazabal

Sabino Ormazabal Elola. Miembro de Argituz. http://www.galde.eu/es/memoria-y-convivencia-una-experiencia-local-a-compartir/


En los cinco o seis últimos años (“El tiempo es ahora” 1, 2012; primeros foros y Eraikiz, 2013) se viene trabajando en diversos pueblos con la perspectiva de explorar cómo se puede caminar hacia una memoria compartida sobre nuestra historia reciente (una mirada atrás) pero ligada a la búsqueda de caminos que posibiliten la mejora de la convivencia local (mirada al presente y al futuro).

La asociación de derechos humanos Argituz -en cuya experiencia me voy a centrar- ha confeccionado ya tres informes locales de “Hacia una memoria compartida”, en los pueblos de Errenteria (2014-2015) 2, Lasarte-Oria (2017) 3 y Elgoibar (2017) 4, y se encuentra elaborando ahora otros dos informes en Arrasate y Andoain.

Sigue leyendo “Memoria y convivencia. Una experiencia local a compartir. Sabino Ormazabal”

La prisión preventiva o el “estado de seguridad” como modelo. Jaime Pastor

Jaime Pastor. Editor de ‘Viento Sur’ y miembro de ‘Madrileñ@s por el derecho a decidir’

“Sorprende ver la desvergüenza con la que el estado juega sus cartas. No sólo la judicialización de la política es un escándalo. La vulneración por parte de la Audiencia y el Supremo de aspectos básicos procedimentales y la (re)interpretación del Código Penal es una señal de alarma para cualquier demócrata. Como ya se ha advertido, el problema ha superado y de largo el debate sobre el derecho a la autodeterminación. Hoy lo que tenemos es un debate sobre el estado de derecho y sobre el ejercicio de derechos fundamentales como el de manifestación y expresión. Del estado social, democrático y de derecho transitamos a un “estado de seguridad” que nos modifica lo que creíamos inamovible en libertades y derechos. Lamentablemente éste no es sólo un pronóstico sólo para España. El mundo liberal-democrático hoy transita globalmente a un escenario nada positivo. Por eso es para mí más valiosa vuestra solidaridad”.

El pronóstico que con estas palabras nos transmitía en una carta reciente el dirigente de la ANC, Jordi Sánchez, a quienes desde Madrid enviamos una postal solidaria a su lugar de residencia forzada actual, la cárcel de Soto del Real, es por desgracia muy certero. De forma parecida se expresaba en un artículo reciente, Jordi Cuixart, presidente de Ómnium Cultural y también en Soto del Real, cuando se preguntaba: “¿En la Europa del siglo XXI las ideas de una minoría o de la disidencia política se pueden encarcelar?”. También él nos ha agradecido la solidaridad que encontró en Madrid el pasado 17 de septiembre y nos ha recordado su mensaje: “No nos dejéis solos. Os necesitamos y nuestra lucha es vuestra lucha”. Sigue leyendo “La prisión preventiva o el “estado de seguridad” como modelo. Jaime Pastor”

Canción de San Jamás

Qué lejos queda san jamás!!! Cuándo será antes que el gallo se ponga a cantar.

Quienes apostamos por una sociedad diferente en la que nadie viva explotando a sus semejantes, en la que la manera de relacionarnos con la naturaleza impida que la destruyamos, en la que nuestras opciones sexuales, ideológicas no sean mas que una forma de entender y vivir la vida, en la que ni género ni raza sean una condición de desigualdad nunca podremos coincidir con quienes dirigen, con quienes aceptan, una sociedad patriarcal, capitalista, oscura y violenta. Derrotarles es y será nuestro objetivo.

Ya sé que es muy larga nuestra espera pero las prisas siempre han sido malas consejeras. Avanzar todos los días, consolidar las pequeñas victorias, impulsar una cultura de igualdad, confiar en las personas hará posible ese día de san jamás.

No existe una única verdad

Un tiempo al lado del camino desganado con poco ánimo. A veces no sabes muy bien por qué te duele ese alma que sabes perfectamente que no existe. Me cuesta volver al camino, me cuesta salir como si nada hubiera pasado…

En el camino han pasado tantas historias de amor y desamor, de abandono y traiciones, de miedo e impotencia para llegar hasta aquí que no sé si merece la pena. Esto no es un balance, no significa que no hay satisfacciones personales, que  la tristeza  ocupa todo mi sentimiento. Solo hablo del camino colectivo. De ese por el que empece a caminar siendo un jovenzuelo generoso y atrevido.

He aprendido bien que no existe “la verdad” sino que cada uno de nosotros tenemos una verdad moldeada por el sendero que caminábamos. En todo este tiempo me ha costado entender que el sentido de nuestras vidas no era imponer nuestra verdad, individual o colectiva, a las demás personas que están a nuestro lado como así nos enseñaron con el catecismo y en las primeras y fundamentales clases de materialismo histórico y dialéctico óptica marxista leninista.

Vuelvo al camino. Escucho, leo a los demócratas ortodoxos. A todos aquellos, con los que incluso algún día coincidimos en la misma verdad, exigiendo un relato único y correcto de nuestra última historia y demandando arrepentimiento. Conozco de primera mano el dolor que supone ser perseguido, amenazado, vilipendiado. No me atreveré nunca a realizar concursos de daño sufrido ni de vidas destrozadas. No entenderé nunca a quien me cuente que asesinar ha sido una parte del conflicto, no entenderé ni siquiera su parte de verdad en esta historia.

Es un camino baldío. Porque no hay una sola manera de contar la historia. Porque no hay ni siquiera buenos y malos. Porque no se puede equiparar a víctimas y victimarios pero tampoco a unas víctimas con otras ni a unos victimarios con otros. Es incomprensible que se asesine en nombre de la patria. De la sojuzgada o de la opresora. Es incomprensible que se persiga y se asesine por motivos políticos. Es inmoral torturar en defensa de la democracia o de la libertad.

No puede haber un camino. Lo importante debería ser aprender de lo que ha pasado para intentar no cometer los mismos errores. Después los objetivos siempre seran diferentes.