31 de agosto, Donostia. Militarizando el recuerdo de las víctimas.

DV ON+

En 1813 la ciudad de San Sebastián estaba ocupada por tropas francesas. Tropas angloportuguesas con apoyo de tropas españolas sitiaron y asediaron la ciudad. El 31 de agosto de 1813 entraron en la ciudad. El cronista Baldomero Anabitarte, en su relato de cuanto ocurrió aquella noche, escribió: “no hubo persona que no fuese maltratada, herida o muerta, sin que nadie pudiera dar razón de cuántos y quiénes fueron los que experimentaron esta última suerte, porque se encontraban familias enteras muertas dentro de sus propias casas, otras en los tránsitos o puertas de casa, otras en las calles y las enfermas o imposibilitadas o heridas perecieron por falta de auxilio en los incendios de las casas”.

El ayuntamiento de San Sebastián en una carta dirigida al genocida Wellington le recordaba que :           “San Sebastián, Señor Exmo. ha padecido un saqueo horrible con los demás excesos anejos a él y un incendio de cerca de seiscientas casas en el cual han consumido las llamas el valor de más de cien millones de reales de vellón. Este funesto accidente ha causado la ruina absoluta de más de mil y quinientas familias y ha reducido las nueve décimas partes de ellas a la desnudez total y a la mendicidad, en un país cuyos habitantes carecen de lo más preciso aún para su propia subsistencia a resultas de haber sido ocupado por el enemigo durante cinco años.”

Cientos de mujeres niñas, jovenes, mayores fueron violadas y asesinadas. Cientos de hombres niños, jovenes, mayores asesinados. De una población sobre  7.000 personas quedaron heridas y vivas unas 3.500. La mayoría de la ciudad quedo calcinada. La pobreza y la enfermedad fue el resultado de la “liberación” de la ciudad.

207 años después una imagen de ofrenda floral a las víctimas se realiza con hombres uniformados como los victimarios que violaron, saquearon, destruyeron. Este año no, por el covid, pero los últimos años, además, se representa una batalla entre los ejercitos que ocupaban o sitiaban la ciudad. Una representación de época. Una vistosa obra teatral de disparos, cañonazos, enfrentamientos, muertos y heridos por las calles de la parte vieja de la ciudad.

Y en estos tiempos que tanto se habla de las víctimas, de lo cual me alegro, se les olvida directamente, representando batallitas por la ciudad, honrando a soldados y generales que ocuparon, sitiaron, violaron y destruyeron la ciudad. Me imagino la ciudad dentro de doscientos años reproduciendo el golpe militar del 36, como homenaje a las víctimas, con personas disfrazadas de gudaris, requetés, falangistas levantando barricadas, fusilando a oponentes, homenajeando a la muerte. Duro…

Entiendo que el recuerdo y el homenaje a las víctimas de agosto de 1813 fundamental y exclusivamente debería ser civil. Cuando en los 80 una serie de vecinas y vecinos comenzaron a rememorar a las víctimas de 1813 lo hicieron con velas, música, juegos infantiles y una cena popular en la Trini. Ni una sola referencia militarista. Mas tarde, en este siglo comenzaron las historias militaristas. En esta ciudad de tamborradas, festejo carnavalero por excelencia, desde hace muchísimos años que las ideas militaristas rondan la fiesta. Han logrado que el inicio de la semana grande sea un evento de claro tufo militar. y consiguen que el recuerdo de las víctimas de 1813 se convierta en un teatro militarizado. No acaban de conseguirlo con la tamborrada pero lo intentan con ahínco.

Meter a la fiesta en el circuito de las celebraciones de las grandes batallas es objetivo de las asociaciones que participan en los actos. Pero así no se recuerda a las víctimas. Así se perpetuan en la sociedad las ideologias militaristas, violentas, que entienden que saquear, destruir, violar no son mas que daños colaterales.

Notas

Vecinos que iniciaron la conmemoración: Asociación de vecinos Hauzoak, Amaia Bontigui, Carmen Yarza, José Luis Pérez, Luis Montes e Iñaki Gaztelu

Asociaciones organizadoras o participantes de las batallas: Sociedad Kañoyetan, Cofradía Vasca de Gastronomía, Andia Kultur Elkartea de Tolosa, la asociación Batalla de Vitoria, la cofradía Anaka de Irun, Asociación Cultural Urgull Histórico de San Sebastián, asociación Manuel Larramendi Bazkuna.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: